Trauma dental (o celos de hermana)

Este post nace de un recuerdo de infancia: confieso que cuando tenía 6 años y nació mi hermanita P., la adoraba pero estaba muerta de celos. Todo mi ser era una gran bolsa de confusión, si la quería tanto, por qué me molestaba que hubiese llegado? Pese a todos los intentos de mis papás por arreglarlo, mi ángel malo ganó y esa fue la época en que comenzaron a suceder las “casualidades”. O sea, a la pobre P. le pasaban cosas al caminar/andar en triciclo/vivir,  justo cuando estaba yo cerca… esta escalada de accidentes terminó abruptamente cuando la boté del triciclo y se le quebró un diente. Mala hermana, Andrea. Mala. El susto de verla con la boca llena de sangre y por supuesto la retada que me llegó fueron santo remedio;  y así P. pudo vivir en un hogar seguro 😛

Acá va un pack de papers de la Academia Americana de Odontología Pediátrica acerca de cosas básicas que deberíamos conocer : 1) cómo manejar el trauma dental y cómo se llama cada lesión más allá de “se le salió el diente, llamen al dentista” y 2) cuidado oral básico.

trauma dental

cuidado oral

A.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en odontopediatría, pediatría básica, solo por diversion y sanidad mental, Urgencias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s